Ya de regreso en esta ciudad monstro, nos pusimos a reflexionar sobre la experiencia en el CompArte por la Humanidad, además de echar café y palabra con las y los que no pudieron ir para ponernos a tono. La mayoría, había seguido las actividades a través de algún medio libre, entonces ya estábamos hablando la misma lengua. Una de esas reflexiones fue sobre los apuntes de “El arte que no se ve ni se escucha” del Subcomandante Insurgente Moisés. La palabra zapatista del pasado 29 de julio del 2016 en Oventik, bueno, ya en el texto completo -que dejaremos al final de estas líneas- leerás cómo estuvo todo.

Como te decía, buscamos el comunicado completo en la página Enlace Zapatista, por suerte ya estaba ahí, porque hubiese sido más difícil recordar las palabras del SupMoy o encontrar alguna grabación, bueno, al escucharlo la primera vez, claro que caen los veintes, pero la leída después, ya con calma, resulta enriquecedora. Le da más saborcito y los veintes de antes se vuelven tostones después.

Con pluma y papel en mano, comenzamos a tomar notas y notas y notas y notas. Los tostones ya eran pesos. Escuchar la visión de otras, otros ojos para después darles una interpretación propia, de acuerdo a cada corazón y pensamiento. Reconocer en cada palabra, mejor dicho, identificar en cada palabra un “eso a mi me pasa o eso estoy, estuve viviendo” provoca, incita… da esperanza: “Repasar lo que somos […] La más maravillosa de las artes es el apoyo colectivo […] solidaridad […] apoyo […] respeto […] Nadie nos va a liberar, sino nosotras, nosotros mismos […] El arte es una ilustración de una nueva cosa en la vida, real, no miente”.

Así, cada una de nosotras, nosotros subíamos y bajábamos en esa vorágine de sueños-realidades, arte-ciencia, chance, hasta de siniestras locuras.

NOTA: No se tome la palabra siniestras con su acepción peyorativa, sino como la parte o sitio que está a la izquierda.

Nos mirábamos a los ojos, nos veíamos, como frente a un espejo. Con cada párrafo un camino, preguntas, varias. En su mayoría empezaban con la palabra cómo. El cuándo se quedó corto: el tiempo ahora gira para el otro lado, el que marca a la izquierda. El dónde sin equivocación: abajo.

¡Abajo y a la izquierda!

 

Así la ciencia y el arte, bueno, algo de los pesos que nos cayeron. El resto de nuestros comos te los iremos contando de a poco.

¿Te parece si te dejamos la liga del comunicado para que le eches una leída y después, en compañía de un café, intercambiemos comos?

Va.

Ciudad Monstro, agosto 5, 2016

EL ARTE QUE NO SE VE, NI SE ESCUCHA.

MG_9019-800x400-1-660x330

 

Comunícate con nosotras, nosotros:

redmyczapatista@gmail.com

Twitter: @redmyczapatista

Advertisements