Search

RESISTENCIAS ENLAZANDO DIGNIDAD-MOVIMIENTO Y CORAZÓN ZAPATISTA

Solidaridad con Comunidades Zapatistas

Tag

lucha

La Extemporánea y Bis 32, en la espera (Testimonio)

Otros lo harían igual de bien, o mejor. La

llamada que acabamos de escuchar va dirigida a la

humanidad entera. Pero en este lugar, en este momento,

la humanidad somos nosotros”

Esperando a Godot, Samuel Beckett

Conocí a Víctor en un lugar de la ciudad en el suelo estar a diario y en el que conozco a gente tan agradable como interesante. Charlando con más cercanía con él, me compartió su labor como Adherente a la Sexta y por ahora, en el primero de muchos viajes que los zapatistas darían para darle la vuelta a la historia. Me invitó a colaborar en la preparación de alimentos para su llegada a la ciudad, y bien me pareció como un presente que nos estaba dando la vida. Nos preparamos un día antes y en partes. Unas ella, unas yo. Ella es Liz, mi compañera de vida. Para mi fue una experiencia nueva, para Liz, un grato recuerdo. Nos unimos con un granito, una pizca, porque la Travesía por la Vida es enorme en más de un sentido, tiene muchas manos y muchos rostros, y nosotros nos sentíamos como espectadores de eso grande. Nos sentimos gustosos de estar ahí.

Llegamos tempranito y con frío al espacio seguro, calle Carmona y Valle, donde hasta hace unas horas acababan de llegar La Extemporánea, el segundo grupo de salida a Europa, que busca compartir experiencias de lucha y que continúa el trabajo del Escuadrón 421 que retorno también un día previo. Agotados por el viaje, unos por tierra, otros por aire, 32 Bis resguardaba su descanso y su posterior trabajo.

Nos encontramos con Víctor, esperamos afuera, entregamos la que se me figuró como la preciosa pizca, y de inmediato empezaron a llegar más personas con sus grandes regalos. Me sentí en la conformación de esas fiestas que se forman de lo que cada uno lleva. La gente que llegó nos miró, nos escuchó,y nosotros a ellos, y nos hicieron sentir acogidos desde un inicio. Estuvimos a su lado, afuera de la casa azul con un gran mural que representaba la travesía que se avecinaba ¿qué esperábamos? no sabía. De pronto la espera tenía un sentido de grupo: iban a entregar los regalos de muchas manos que no estaban ahí en presencia pero sí de corazón y las ansias de entregarlo se disfrutaban. Ropa interior y vituallas de aseo personal estaban separados por tamaño, esperando a sus destinatarios.

Entre la llegada de una pipa de agua y los trabajos para subir su contenido al techo, y de una foto en la que apareció sonriente Liz, se cruzó la plática del significado de la espera y del tiempo: la espera en una fila, en un rincón, en una explanada, la espera de la jubilación, de la no-jubilación, durante la jubilación, de los años que nos vienen, de las expectativas y las realidades en una ciudad congestionada por pequeños y valiosos detenimientos ¿que significado tienen estas palabras en el sureste mexicano? En algún cartel vi dibujado un caracolito con capucha: Lento pero avanzo, decía. La charla surgió, y como siempre me pasa conociendo personas, platico de mi infancia y mis variopintos trabajos del pasado y como le pasa a Liz, por contraste, del futuro imaginado y en construcción. En esa espera, como un recuerdo, llegó e ingresó al recinto, el profesor que me enseñó la palabra zapatista en un momento en el que parecía que mi enojo se tenía que volver conciencia. Ésta última, que por cierto, se está recobrando personalmente, viendo a gente que no la ha perdido, que más bien la refuerza todos los días, como si el pasado no sólo me exigiera de su retorno un recordatorio, sino un punto de partida.

Madrugada del 18 de septiembre, rayando las dos de la mañana del 2021, en la Ciudad Monstruo

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczdmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Continuará… “Travesía por la Vida” (Recibimiento del 421)

El reencuentro entre individuos, colectivos y organizaciones convocado para recibir al Escuadrón 421 que regresa de Europa Insumisa, comenzó con saludos, miradas alegres e incluso algunos abrazos. Está pandemia nos había alejado de lo presencial, de las consignas, de los movimientos estratégicos para abrir paso, de las barreras humanas, del bullicio, de las pláticas cara a cara, del sonido de la música, de la toma de espacios hasta cierto punto prohibidos, en pocas palabras de aquella alegre rebeldía que caracteriza a la vida o sea a la lucha.

Se podía respirar, claro, detrás del cubrebocas, que después de esta larga espera, la esperanza que representa La Travesía por la vida y sentir, de nuevo, realmente que otro mundo es posible, se encontraba en este espacio. Se ha vuelto evidente, así como me lo expresó un compañero zapatista en el Caracol de Morelia, que son las compañeras, las que en esta lucha caminan por delante de nosotros y es está fuerza la que ahora marca el camino, que se resiste y se lucha con dignidad entre otras cosas contra el racismo y el patriarcado, que se refleja y evidencía cuando se ocupan espacios que no deberían de ser para lxs otrxs o sea nosotrxs. Sin embargo la rebeldía que nos caracteriza, nos permitió asimilar estás emociones y a pesar de todo tener una espera amena.

Entre música y consignas, el tiempo pasó volando, de un momento a otro nos dimos cuenta que faltaban 20 minutos para las ocho de la noche cuando arribó un contingente de compañeras y compañeros zapatistas, que habían llegado a recibir al Escuadrón 421. En ese momento se desbordó la alegría al saber que en este espacio tan distinto a los acostumbrados, se encontraban las y los compañeros, y que con esa calma que les caracteriza, se sumaban a este gran encuentro para abrazar a loa, las y los compas viajeros.

De pronto, algunas compañeras y compañeros comenzaron un ir y venir entre las diferentes puertas de arribo, trataban de adivinar por cuál saldría el Escuadrón 421. Y así, de repente pudimos ver qué muy ordenado venían formadxs, en esa disposición que les caracteriza. De nuevo comenzaron a escucharse las consignas y la música, pero en esta ocasión con mayor fuerza. En realidad el Escuadrón 421 paso muy rápido entre el contingente que les esperaba. De la misma forma abandonaron el aeropuerto, pero bien sabemos que han logrado lo que muchos no querían que pasara, sabemos que se burlaron, que les cuestionaron, que les discriminaron y los ridiculizaron, pero a la vuelta mostraron que falta lo que falta y que la Autonomía Zapatista avanza.

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Continuará… “Travesía por la vida”, (Parte II)

Por Víctor Hugo

Temprano, muy temprano, de madrugada ya y, dentro del edificio marcado con el número 32 de Carmona y Valle, en la Ciudad Monstruo, todo era movimiento. El primer bloque de La Extemporánea se preparaba para salir rumbo al aeropuerto internacional de estos lares. Cuyo destino es Viena, Austria, Europa, con escala en Madrid, España, de otra Europa, la insumisa.

Afuera, en la calle, varias personas esperaban la salida. Todas listas —desmañanadas, pero sin sueño—, junto a quince camionetas que transportarían a la centena zapatista.

Con las siete de la mañana rayando el reloj —que ahora gira a la izquierda— la puerta negra detrás del mural con la imagen de un pasamontañas se abrió y la fila de compas ya estaba ahí.

Siete subieron a cada camioneta. Siete con treinta, en caravana, directo al aeropuerto. Media hora después, recorrieron la avenida Fray Servando, en el centro capitalino y sin ningún contratiempo llegaron al pie del módulo Covid de la terminal aeroportuaria. La sala de abordaje esperaba.

No faltó el policía despistado —ellos siempre atentos a brindar el servicio a la población— que preguntó quiénes eran, a dónde iban, y a qué, claro, también buscaban al responsable. No estoy seguro que lo hayan encontrado. Espero que lean la información en Enlace Zapatista o por lo menos esta crónica para que puedan responderse a sus dudas.

Frente a la ventanilla de la aerolínea Iberia, La Extemporánea preparaba pasaporte y registros. El resto de los viajeros estaban atónitos. Su rostros desencajados no entendían lo que pasaba. Algunos, los no tan despistados, tomaban fotos; los otros, los más despistados, sólo esperaban su turno.

El C. P. —y no me refiero a las siglas para el código postal— (Comando Palomitas) con sus cámaras documentaron todo momento. Bueno, un par de ellos. El resto dormía plácidamente en los brazos de sus mamás. Sin duda, en cuanto el sueño reparador haga lo suyo, el comando completo, cumplirá la misión. Quienes viajan con ellos deberán tener una considerable reserva de palomitas.

Ya con los requisitos de abordaje listos, La Extemporánea, entró a las sala para subir el avión que los llevará a continuar con el trabajo del Escuadrón 421:

Vamos a agradecer a lo otro su existencia. A agradecer las enseñanzas que su rebeldía y su resistencia nos han regalado. A entregar la flor prometida. A abrazar lo otro y decirle al oído que no está sola, soloa, solo. A susurrarle que valen la pena, la resistencia, la lucha, el dolor por quienes ya no están, la rabia de que esté impune el criminal, el sueño de un mundo no perfecto, pero si mejor: un mundo sin miedo.

Y también y sobre todo, vamos a buscar complicidades… por la vida.

SupGaleano.

Junio del 2021, Planeta Tierra

Las barreras impuestas —fronteras, gobiernos, distancias, zonas horarias, lenguajes, filosofías, economías, políticas, colores, sabores, amores, violencias, dogmas, sexos, vestimentas, patriarcados y otros etcéteras— pueden desaparecer frente a quienes luchan, a quienes confían en la palabra, a quienes se organizan, a quienes, en el corazón, llevan la vida y ésta es una prueba de ello.

¡Buen camino y nos vemos a la vuelta!

El trece de un septiembre que el 2021 nombró

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatist@gmail.com

Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro: Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan

Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro:

Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el
Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan.

En 1993, hace 26 años, las mujeres zapatistas elaboraron la llamada “Ley Revolucionaria de Mujeres”. En uno de sus apartados, señalaban su derecho a estudiar… “y hasta de ser choferas”, según narró el finado SupMarcos en una carta pública recordando, hace 25 años, el nacimiento de esa ley y el papel que en su creación tuvieron la finada Comandanta Ramona y la Comandanta Susana. Tal vez en otra ocasión se relate el por qué de esta aspiración de las mujeres indígenas zapatistas. Ahora, en exclusiva, la Comisión Sexta del EZLN presenta a ustedes algunos avances o cortos o trailers de uno de los documentales que L@s Terci@s Compas exhibirán, en funciones Premier, en fecha indefinida. Va pues.

                                                     “…Y HASTA DE SER CHOFERAS”

Documental rodado, en todos los sentidos, completamente en las montañas del Sureste Mexicano en el año del 2019. Elaborado, dirigido y producido por mujeres zapatistas, este documental recoge algunas escenas de lo que ha sido la preparación de las compañeras choferas zapatistas. Duración indeterminada. Formato no sé. Clasificación Z (como debe de ser). No se exhibirá en Netflix, ni en Amazon Prime, ni en Tv Apple, ni en HBO, ni en Fox, ni en… ¿cuáles eran las otras?… Bueno, pues ésas. Tampoco en cines. Sólo en los Caracoles Zapatistas… ¿También en el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan? ¿Así le pongo?… ok, ¿pero no pongo la fecha ni el lugar?… Oh, pues… Es que van a reclamar, que no la hagamos de suspenso… Siquiera den una pista… no, no de manejo, de una idea pues. ¿Diciembre?… ¿de este año?… ¿Hola?… ¿Hola?… ¿Hola?… ¿Muy deprimid@?… Se fueron, pero les diré que no se veían deprimidas… tenían algo en la mirada, una especie de reto, de desafío, de rebeldía, de zapatismo pues. Nota: Ningún varón ha sido maltratado en la producción de este documental…, bueno, sí, pero sólo se ha abollado su ego… Ah, y unos que se cayeron cuando huían de una compañera que se embraveció porque le estaban gritando cosas… No, yo no, yo miraba de lejitos, no me fuera a tocar un garrotazo… ajúa.

Sinopsis versión Apocalíptica: Un virus producido en los laboratorios de los Iluminatti es dispersado en las montañas del Sureste Mexicano. Por alguna extraña razón, sólo afecta a las transgresoras de la ley autodenominadas zapatistas. El virus les lleva a hacer cosas fuera de toda razón y lógica, se rebelan, resisten, y les da por invadir cargos y trabajos que deberían ser exclusivos de los varones. En este documental se recogen evidencias de esta indisciplina, y se ve donde a las zapatistas les da por ser libres y, bueno, no lo va usted a creer, pero hasta de ser choferas, ¿no le digo? Si ya no hay valores, oiga.

Sinopsis versión “No hay final feliz”: Un grupo de mujeres indígenas zapatistas se dicen y dicen “ya basta” y se rebelan y quieren ser libres y hasta de ser choferas. Un grupo de intrépidos y valerosos hombres partidistas deciden retarlas y las burlan y amenazan, las conminan a que vuelvan a la cocina y a hacer críos. Las transgresoras de las leyes patriarcales (y de tránsito) se enfrentan a ellos. Pierden los varones, ganan las mujeres. Sí pues, ni modos, por eso digo que no hay final feliz.

Sinopsis versión “Se siguieron” (de una entrevista inédita con un chofer maestro de choferología): Bueno, de ahí que los maestros dijeron que sólo iban a enseñar a manejar las móviles que llaman “estaquitas” porque son las que más se usan en los pueblos, pero las compañeras que no, que cómo, y dale que también la mecánica. Ni modos, pues entonces la mecánica. Hasta ahí pues normal. Pero el borlote se hizo cuando dijeron que también el Guardián y la Guardiana, que son dos camiones de 6 toneladas. “Camionzote”, le dicen las compañeras. Ahí sí, como decía el finado, pues se chingó la señora roma ésa, porque resulta que los de 6 toneladas pues no cualquiera. Que sea que hasta mismos choferes hombres le sacan a manejar más de 3 toneladas, porque no es juguete pues. Entonces pues pensamos que bueno, que basta con que aprendan a arrancar. Pero nada, qué va a ser, se siguieron y hasta le dieron mantenimiento a los camiones. No, qué va a ser que se conforman. Ahora quieren aprender a manejar camión trocero, de ésos que llevan los troncos de árboles. ¿Dónde vamos a conseguir un trocero? Ni en sueños pues. Además, ¿y si luego quieren aprender a manejar torton o tráiler? (…) Ah, sí sirve, porque hay que estar acarreando materiales para los caracoles. Dicen que ahí van a hacer el festival de cine y las compañeras van a hacer su encuentro con las otras mujeres. Y dicen que un CompArte especial de danza, que sea de bailables y esas cosas. No, yo sólo sé bailar la del moño colorado, pero eso de que brincan como venado o se cuelgan de unas como telas, pues olvídate. Y luego hasta como que te cuentan una historia, pero con pura bailadera. No, zapateado tampoco sé, sólo sé pero en el lodo, y eso cuando se poncha la llanta y ni modos, qué vas a hacer, a zapatearle. Sí, ahí andaban las Tercias, que están haciendo una película de las choferas, y de ahí que dijeron las Tercias que quieren que se hagan chistosadas, que sea que bromas, como quien dice, que si no, pues la película sale muy triste y la rebeldía pues es alegre, dicen. Entonces hay que hacer como que chocan y esas cosas. ¿Eh? Ah no, lo de la compañera que nos avienta el carro a los hombres no estaba planeado, creo que la compañera pues se pensó que mucho la burlan y dale, que nos avienta el carro. Todos corrimos, pero no por el carro, sino que lo miramos su ojo la compañera chofera, que sea que se miraba que estaba brava, pero lo raro es que se sonreía. Muy otras las compañeras.

Sinopsis versión “pinches hombres”: Ah, bueno, arresulta que en este segundo curso, las compañeras nos dijeron que, en sus pueblos, cuando practican con el carro de la comunidad, a veces los partidistas les gritan cosas y las burlan. Y entonces nos dijeron que los maestros de choferólogas vamos a hacer como los partidistas, que sea que les gritemos cosas y las burlemos. Sí, para entrenarse también de eso. O sea que estábamos como quien dice actuando, así nos explicaron la Teresa y el Cochiloco.

(Nota: el de la voz se refiere a la actriz Dolores Heredia y al actor Joaquín Cosío, por sus papeles en Capadocia y El Infierno, respectivamente. L@s zapatistas se refieren a quienes actúan en cine por alguno de sus personajes, no por sus nombres reales. En el primer festival de cine, en noviembre del 2018, la Teresa y el Cochiloco se dieron el tiempo y el modo para, por separado cada quien, platicar en privado con las insurgentas e insurgentes, mientras se atascaban de tamales de tuluc. Respondieron todo lo que les preguntaron. Lo que se hablaron con la Teresa de como mujeres que somos, sólo ellas lo saben. Por cierto, se acabaron los tamales, no me dejaron ni uno. Fin de la nota).

Entonces nos platicaron de cómo es que se hace la actuación, que sea que nos explicaron que la actuación es que no es real pero tienes que hacer como que es de adeveras, real pues. Entonces pues así hicimos. Unos compas hasta se hacen como de bolos, que sea como borrachos, pero es por la actuadera. Ah, pero cuando se baja la compañera con el garrote, ahí sí nada de qué actuación ni qué nada, a correr, porque qué tal que la compañera se olvida que no es real y que somos compañeros y nos da, pues. Yo les dije que con un cartón o una revista así doblada, pero qué va a ser, agarraron un tubo de fierro. Y ése duele. ¿Eh? Pues yo vi que están contentas porque se dieron cuenta de que sí pueden. Ya no es de palabra, sino que en la práctica lo demostraron. Ahora el problema va a ser en sus poblados. Imagínate que llega la mercancía y el camión lo maneja una mujer, ¡de una vez! Los partidistas se van a quedar callados, y las compañeras les van a gritar “¡pinches hombres!”. ¿Eh? No, nosotros somos compañeros, los otros son los pinches hombres. No es lo mismo, pues.

Sinopsis versión “Filtración”: Oyes, no lo vayas a escribir, pero luego los compañeros maestros estábamos con pena, porque se hizo la práctica de cambiar el filtro. Y una compañera con todo y su nagua lo hizo en un ratito. Luego los maestros fuimos a cambiar el filtro de un camión que es de la Junta. Mta magre, éramos 6, media hora y no podíamos. Ya le íbamos a pedir apoyo a las compañeras. Suerte que sí pudimos, si no, pues la pena. Y peor si eso sale en la película ésa que están haciendo las Tercias.

                                                                                   -*-

                                                                                 -*-

Algunas reseñas en la prensa experta:

Ni modos, perdimos los machitos, again. Pero volveremos, aunque cada vez seamos menos. Si ayer éramos miles, hoy somos un menguado contingente tratando de evitar lo inevitable.” El SupMarcos (desde 3 metros bajo tierra), en la sección de cultura de la revista inédita “El Pozol Agrio”.

No todo está perdido. Todavía tenemos la esperanza de que las compañeras Tercias no terminen de armar el documental a tiempo para el segundo festival Puy Ta Cuxlejaltic. ¡¿Qué dirían Pedro Infante y José Alfredo Jiménez?!, y ya no se diga el difunto SupMarcos. Qué pena y qué bochorno, haiga cosa”. El SupGaleano en la sección “¡Palomeros del Mundo, Uníos!” de la exclusiva revista, especializada en cine, “Esa película ya la vi”.

Doy fe.

El Gato-Perro al volante… ¿cuál era el freno y el acelerador?… ¡Ups!… Órales, a correr.

Tiempo después…

La insurgenta Erika: “Compañero Subcomandante Insurgente Moisés, avisan de la Junta que se chocaron el Guardián y la Guardiana, y que no se sabe quién los chocó una con el otro, que sea que la Guardiana lo chocó al Guardián y lo abolló la defensa”.

El SupMoy: “¿Dónde está el SupGaleano?”

La Erika: “Se salieron corriendo con el Gato-Perro. Yo creo que fueron ellos porque lo miré en su ojo que tienen delito”.

Y mientras tanto, en lo alto de la Ceiba…

El SupGaleano al Gato-Perro: “Te dije que primero pusieras en neutral. Ahora nomás falta que llueva y entonces sí”.

El Gato-Perro al SupGaleano: “Guau, miau, grrrr”.

Y empezó a llover, fuerte, como si las nubes le gritaran a la tierra:

                                                             ¡Despierta!

Son las montañas del Sureste Mexicano, es Chiapas, es México, es Latinoamérica, es el mundo, es septiembre del 2019 y, sí, llueve.

Fuente: Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro: Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan

 

Ya en la madrugada del 12 de septiembre en la Ciudad Monstruo, del 2019

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Encuentro de las Mujeres del CIG y del CNI con las Mujeres que Luchan

[UNSET]1

Fuente: Encuentro de las Mujeres del CIG y del CNI con las Mujeres que Luchan

Ciudad Monstruo, febrero 01, 2018

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

 

Viaje al 1er Encuentro Internacional de Mujeres (Convoca EZLN).

 

 

27067820_10215420640539354_4802375094267294264_n

Ciudad Monstruo, febrero 01, 2018
FB: redmyczapatista
Twitter: @redmyczapatista
redmyczapatista@gmail.com

COMUNICADO CONJUNTO DEL CNI Y EL EZLN EN SOLIDARIDAD CON LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA, MICHOACÁN — MUJERES Y LA SEXTA

Los pueblos, naciones y tribus que somos el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, manifestamos nuestro profundo repudio a las acciones que los malos gobiernos y las bandas criminales realizan al unísono en contra de la comunidad indígena nahua de Santa María Ostula, municipio de Aquila, Michoacán, para tratar de acabar […]

a través de COMUNICADO CONJUNTO DEL CNI Y EL EZLN EN SOLIDARIDAD CON LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA, MICHOACÁN — MUJERES Y LA SEXTA

Gustavo Esteva: “Hora de imaginar y actuar”

El comunicado conjunto del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) causó inmenso interés y extenso desconcierto. Hubo despertares y entusiasmos. Se sacudieron inercias y desesperaciones. Y surgió también confusión y legítima perplejidad.

No es fácil escapar de los marcos convencionales. La forma dominante de pensar y el prejuicio prevalecen al analizar acontecimientos y propuestas. Ante esta nueva prueba de imaginación política y talento estratégico, radicalmente innovadora, se formó rápidamente un extraño coctel de jóvenes anarquistas, plumas a sueldo, doctos analistas y desconcertados voceros de las clases políticas que iniciaron una campaña de desinformación para desprestigiar la iniciativa. Es un empeño que mezcla miopía con mentiras y mala fe. Es necesario luchar para contrarrestarlo.

Estamos en plena tormenta de una crisis económica, moral, intelectual, política y social, recordó don Pablo González Casanova hace unos días. Es una guerra que afecta a todas y todos, especialmente a mujeres y pueblos indios, y amenaza aguas y suelos, modos de vida, la vida misma. Desgarra cada día lo que queda de país.

Hay quien simplemente se exilia o cierra los ojos ante todo esto. Mucha gente busca defenderse. Quienes sacan las armas para hacerlo tienen algún éxito cuando cuentan con tejidos sociales fuertes y amplia experiencia de lucha; las armas funcionan como herramientas de disuasión. Pero sería insensato e ilusorio plantear esa respuesta a la escala que hace falta, porque la guerra abarca esferas cada vez más amplias de la realidad y es cada vez más violenta. Nos acercamos al peor tipo de guerra civil, en la que ya no se sabe quién pelea contra quién, que alimentan, incluso, muchedumbres hartas de la corrupción judicial que se hacen justicia por su propia mano.

Necesitamos actuar. Sin duda. Pero debemos encontrar formas nuevas de hacerlo. Causa creciente frustración el camino de la mera protesta o la interminable gestión jurídica. Tampoco es opción entrar a la lucha electoral para conquistar lo que queda de los aparatos estatales. La campaña actual en Estados Unidos, por ejemplo, causa horror y desconcierto entre muchos estadunidenses; no dan crédito a lo que les está pasando, forzados a elegir entre un payaso bribón y misógino y un halcón de Wall Street. Descubren lo que sospechaban pero no se atrevían a decir en voz alta: poco pueden hacer para elegir libremente a sus gobernantes… y menos para que éstos se pongan realmente a su servicio.

En México lo sabemos bien, por larga experiencia, y se perdió en años recientes la escasa credibilidad que aún tenían algunos funcionarios. La escandalosa disputa que se ha iniciado ya por el 2018 no ofrece esperanza alguna; partidos y candidatos tratarán de esconder bajo la alfombra lo que ocurre y buscarán fragmentar aún más la lucha de quienes defienden lo que son y lo que tienen.

Al reflexionar sobre todo eso los delegados del CNI y del EZLN consideraron la gravedad de las agresiones que están sufriendo y las limitaciones de su camino actual. Al constatar que no existen opciones, decidieron construir una apelando a su imaginación política y a su experiencia. Saben qué es la auténtica democracia, el gobierno de la gente; lo han practicado por siglos en comunidades, municipios, e incluso en regiones. Se propusieron proyectar esa forma de mandar obedeciendo a otra escala e incluir a grupos no indígenas.

Tras intenso debate se llegó a la propuesta sorprendente. El CNI y el EZLN se declararon en asamblea permanente para consultar a sus comunidades y pueblos a fin de nombrar un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral de 2018 para la presidencia de la República. Precisaron propósito e intención. Buscan desmontar desde abajo el poder que arriba nos imponen y que nos ofrece un panorama de muerte, violencia, despojo y destrucción. No buscan el poder; tratan de organizarse para detener la destrucción y fortalecerse en resistencias y rebeldías, es decir, en la defensa de la vida de cada persona, cada familia, colectivo, comunidad o barrio. Buscan, en suma, construir la paz y la justicia rehilándonos desde abajo, desde donde somos lo que somos.

Surge así una oportunidad inesperada de organización, que aprovecha el espacio político de los procesos electorales para hacer un trabajo político que los desafía: revela su naturaleza autoritaria y corrompida y muestra la opción. No es un nuevo partido. Al contrario. Al construir una alternativa, se muestra que la carencia de vida democrática interna de todos los partidos es anticipo de lo que harían desde los aparatos que quieren conquistar.

Cabe abrigar la esperanza de que el próximo primero de enero comunidades y pueblos del CNI habrán aprobado la propuesta y acordarán los siguientes pasos, que podrán llevarnos a contar con un consejo de gobierno en que todas y todos podamos ver en qué consiste la integridad moral, la digna rabia, el talento desinteresado de servir. Ante la fragmentación creciente del país y de las organizaciones, podría crearse al fin un dispositivo eficaz y confiable de articulación, para enfrentar concertadamente la violencia y el despojo que nos abruman. Se tratará de ponernos a trabajar, organizadamente, para cuidar la vida y proteger lo que aún tenemos de los vándalos corruptos que arrasan todo a su paso, sin importarles lo que queda del país, la Madre Tierra y la vida de todas y todos.

Comunícate:

Correo: redmyczapatista@gmail.com

Twitter: @redmyczapatista

Ciudad Mostro, octubre 25, 2016

(Comunicado): “Preguntas sin respuestas, respuestas sin preguntas, concejos y consejos. (notas tomadas del cuaderno de apuntes del Gato-Perro)”

No es que estemos retrasadas, pero -viene la excusa-, esto de la dialéctica, como dicen los filósofos, se lleva su rato. Bueno, hoy es octubre 23, casi 24, ya llevamos un diitas.

Tampoco quiere decir que hayamos descubierto el hilo negro, la piedra filosofal, El Dorado, el tesoro de Moctezuma, la verdadera identidad del Santo enmascarado de plata, el perfecto manejo de Debian, la inequívoca sincronía entre este mundo y el horario de invierno o la piedra filosofal, no, claro que no. Sólo que leímos y releímos. Tenemos algunas respuestas, pero, hay más preguntas sin respuestas o tal vez si están, pero falta tiempo para que la explicación caiga y le entendamos.

En tanto eso pasa, mejor les dejamos el comunicado, para que aclaren o duden o pregunten o respondan; para que se aconsejen o se aconcejen o se acongojen.

Cada quien con su fútbol, una cambia la jugada cuando quiere, ¿no?

       “¡Buenos días Ciudad Gótica!”

Preguntas sin respuestas, respuestas sin preguntas, concejos y consejos. (notas tomadas del cuaderno de apuntes del Gato-Perro)

Comunícate:

Correo: redmyczapatista@gmail.com

Twitter: @redmyczapatista

Ciudad Mostro, octubre 23, casi 24, 2016

gatoperro

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: