Search

RESISTENCIAS ENLAZANDO DIGNIDAD-MOVIMIENTO Y CORAZÓN ZAPATISTA

Solidaridad con Comunidades Zapatistas

Tag

Zapatistas

Y MIENTRAS TANTO, EN LA SELVA LACANDONA…

“Y MIENTRAS TANTO, EN LA SELVA LACANDONA…”
(Terci@s Compas).

Fragmentos visuales de la despedida de las delegaciones zapatistas en algunas comunidades indígenas zapatistas, a orillas de los ríos Jataté, Tzaconejá y Colorado, montañas del sureste mexicano, Chiapas, México, América, Latinoamérica, planeta Tierra.

Música en la parte de las balsas: La piragua (de José Barros). Trío Los Inseparables (Versión Rebajada por Sonido Dueñez / Sabotaje Dub. Sabotaje Media (2021).
amazonas-zapatistas

salvarmundo

mensajealmundo

sembrarsemillalib

animo

paraluchar

salida4

salida6

partedelaerea-selva-reali-union

salida7

salida9

salida3

salida10

salida5

salida1

salida2

salida11

rio2

rio4

rio1

rio3

Vale.  Salud y “si no vas, te llevaré en mi corazón, te llevaré aquí en mi cantar”.

El SupGaleano bailando raspadito, raspadito, mero rebajada la cumbia, tallando la tierra, queriéndola, defendiéndola, bailándola (que no es lo mismo pero es igual).  La vida pues.  “Hasta otro continente de la planeta Tierra”

Ahora sí estamos al corriente, abril 24 del 2021

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro: Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan

Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro:

Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el
Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan.

En 1993, hace 26 años, las mujeres zapatistas elaboraron la llamada “Ley Revolucionaria de Mujeres”. En uno de sus apartados, señalaban su derecho a estudiar… “y hasta de ser choferas”, según narró el finado SupMarcos en una carta pública recordando, hace 25 años, el nacimiento de esa ley y el papel que en su creación tuvieron la finada Comandanta Ramona y la Comandanta Susana. Tal vez en otra ocasión se relate el por qué de esta aspiración de las mujeres indígenas zapatistas. Ahora, en exclusiva, la Comisión Sexta del EZLN presenta a ustedes algunos avances o cortos o trailers de uno de los documentales que L@s Terci@s Compas exhibirán, en funciones Premier, en fecha indefinida. Va pues.

                                                     “…Y HASTA DE SER CHOFERAS”

Documental rodado, en todos los sentidos, completamente en las montañas del Sureste Mexicano en el año del 2019. Elaborado, dirigido y producido por mujeres zapatistas, este documental recoge algunas escenas de lo que ha sido la preparación de las compañeras choferas zapatistas. Duración indeterminada. Formato no sé. Clasificación Z (como debe de ser). No se exhibirá en Netflix, ni en Amazon Prime, ni en Tv Apple, ni en HBO, ni en Fox, ni en… ¿cuáles eran las otras?… Bueno, pues ésas. Tampoco en cines. Sólo en los Caracoles Zapatistas… ¿También en el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan? ¿Así le pongo?… ok, ¿pero no pongo la fecha ni el lugar?… Oh, pues… Es que van a reclamar, que no la hagamos de suspenso… Siquiera den una pista… no, no de manejo, de una idea pues. ¿Diciembre?… ¿de este año?… ¿Hola?… ¿Hola?… ¿Hola?… ¿Muy deprimid@?… Se fueron, pero les diré que no se veían deprimidas… tenían algo en la mirada, una especie de reto, de desafío, de rebeldía, de zapatismo pues. Nota: Ningún varón ha sido maltratado en la producción de este documental…, bueno, sí, pero sólo se ha abollado su ego… Ah, y unos que se cayeron cuando huían de una compañera que se embraveció porque le estaban gritando cosas… No, yo no, yo miraba de lejitos, no me fuera a tocar un garrotazo… ajúa.

Sinopsis versión Apocalíptica: Un virus producido en los laboratorios de los Iluminatti es dispersado en las montañas del Sureste Mexicano. Por alguna extraña razón, sólo afecta a las transgresoras de la ley autodenominadas zapatistas. El virus les lleva a hacer cosas fuera de toda razón y lógica, se rebelan, resisten, y les da por invadir cargos y trabajos que deberían ser exclusivos de los varones. En este documental se recogen evidencias de esta indisciplina, y se ve donde a las zapatistas les da por ser libres y, bueno, no lo va usted a creer, pero hasta de ser choferas, ¿no le digo? Si ya no hay valores, oiga.

Sinopsis versión “No hay final feliz”: Un grupo de mujeres indígenas zapatistas se dicen y dicen “ya basta” y se rebelan y quieren ser libres y hasta de ser choferas. Un grupo de intrépidos y valerosos hombres partidistas deciden retarlas y las burlan y amenazan, las conminan a que vuelvan a la cocina y a hacer críos. Las transgresoras de las leyes patriarcales (y de tránsito) se enfrentan a ellos. Pierden los varones, ganan las mujeres. Sí pues, ni modos, por eso digo que no hay final feliz.

Sinopsis versión “Se siguieron” (de una entrevista inédita con un chofer maestro de choferología): Bueno, de ahí que los maestros dijeron que sólo iban a enseñar a manejar las móviles que llaman “estaquitas” porque son las que más se usan en los pueblos, pero las compañeras que no, que cómo, y dale que también la mecánica. Ni modos, pues entonces la mecánica. Hasta ahí pues normal. Pero el borlote se hizo cuando dijeron que también el Guardián y la Guardiana, que son dos camiones de 6 toneladas. “Camionzote”, le dicen las compañeras. Ahí sí, como decía el finado, pues se chingó la señora roma ésa, porque resulta que los de 6 toneladas pues no cualquiera. Que sea que hasta mismos choferes hombres le sacan a manejar más de 3 toneladas, porque no es juguete pues. Entonces pues pensamos que bueno, que basta con que aprendan a arrancar. Pero nada, qué va a ser, se siguieron y hasta le dieron mantenimiento a los camiones. No, qué va a ser que se conforman. Ahora quieren aprender a manejar camión trocero, de ésos que llevan los troncos de árboles. ¿Dónde vamos a conseguir un trocero? Ni en sueños pues. Además, ¿y si luego quieren aprender a manejar torton o tráiler? (…) Ah, sí sirve, porque hay que estar acarreando materiales para los caracoles. Dicen que ahí van a hacer el festival de cine y las compañeras van a hacer su encuentro con las otras mujeres. Y dicen que un CompArte especial de danza, que sea de bailables y esas cosas. No, yo sólo sé bailar la del moño colorado, pero eso de que brincan como venado o se cuelgan de unas como telas, pues olvídate. Y luego hasta como que te cuentan una historia, pero con pura bailadera. No, zapateado tampoco sé, sólo sé pero en el lodo, y eso cuando se poncha la llanta y ni modos, qué vas a hacer, a zapatearle. Sí, ahí andaban las Tercias, que están haciendo una película de las choferas, y de ahí que dijeron las Tercias que quieren que se hagan chistosadas, que sea que bromas, como quien dice, que si no, pues la película sale muy triste y la rebeldía pues es alegre, dicen. Entonces hay que hacer como que chocan y esas cosas. ¿Eh? Ah no, lo de la compañera que nos avienta el carro a los hombres no estaba planeado, creo que la compañera pues se pensó que mucho la burlan y dale, que nos avienta el carro. Todos corrimos, pero no por el carro, sino que lo miramos su ojo la compañera chofera, que sea que se miraba que estaba brava, pero lo raro es que se sonreía. Muy otras las compañeras.

Sinopsis versión “pinches hombres”: Ah, bueno, arresulta que en este segundo curso, las compañeras nos dijeron que, en sus pueblos, cuando practican con el carro de la comunidad, a veces los partidistas les gritan cosas y las burlan. Y entonces nos dijeron que los maestros de choferólogas vamos a hacer como los partidistas, que sea que les gritemos cosas y las burlemos. Sí, para entrenarse también de eso. O sea que estábamos como quien dice actuando, así nos explicaron la Teresa y el Cochiloco.

(Nota: el de la voz se refiere a la actriz Dolores Heredia y al actor Joaquín Cosío, por sus papeles en Capadocia y El Infierno, respectivamente. L@s zapatistas se refieren a quienes actúan en cine por alguno de sus personajes, no por sus nombres reales. En el primer festival de cine, en noviembre del 2018, la Teresa y el Cochiloco se dieron el tiempo y el modo para, por separado cada quien, platicar en privado con las insurgentas e insurgentes, mientras se atascaban de tamales de tuluc. Respondieron todo lo que les preguntaron. Lo que se hablaron con la Teresa de como mujeres que somos, sólo ellas lo saben. Por cierto, se acabaron los tamales, no me dejaron ni uno. Fin de la nota).

Entonces nos platicaron de cómo es que se hace la actuación, que sea que nos explicaron que la actuación es que no es real pero tienes que hacer como que es de adeveras, real pues. Entonces pues así hicimos. Unos compas hasta se hacen como de bolos, que sea como borrachos, pero es por la actuadera. Ah, pero cuando se baja la compañera con el garrote, ahí sí nada de qué actuación ni qué nada, a correr, porque qué tal que la compañera se olvida que no es real y que somos compañeros y nos da, pues. Yo les dije que con un cartón o una revista así doblada, pero qué va a ser, agarraron un tubo de fierro. Y ése duele. ¿Eh? Pues yo vi que están contentas porque se dieron cuenta de que sí pueden. Ya no es de palabra, sino que en la práctica lo demostraron. Ahora el problema va a ser en sus poblados. Imagínate que llega la mercancía y el camión lo maneja una mujer, ¡de una vez! Los partidistas se van a quedar callados, y las compañeras les van a gritar “¡pinches hombres!”. ¿Eh? No, nosotros somos compañeros, los otros son los pinches hombres. No es lo mismo, pues.

Sinopsis versión “Filtración”: Oyes, no lo vayas a escribir, pero luego los compañeros maestros estábamos con pena, porque se hizo la práctica de cambiar el filtro. Y una compañera con todo y su nagua lo hizo en un ratito. Luego los maestros fuimos a cambiar el filtro de un camión que es de la Junta. Mta magre, éramos 6, media hora y no podíamos. Ya le íbamos a pedir apoyo a las compañeras. Suerte que sí pudimos, si no, pues la pena. Y peor si eso sale en la película ésa que están haciendo las Tercias.

                                                                                   -*-

                                                                                 -*-

Algunas reseñas en la prensa experta:

Ni modos, perdimos los machitos, again. Pero volveremos, aunque cada vez seamos menos. Si ayer éramos miles, hoy somos un menguado contingente tratando de evitar lo inevitable.” El SupMarcos (desde 3 metros bajo tierra), en la sección de cultura de la revista inédita “El Pozol Agrio”.

No todo está perdido. Todavía tenemos la esperanza de que las compañeras Tercias no terminen de armar el documental a tiempo para el segundo festival Puy Ta Cuxlejaltic. ¡¿Qué dirían Pedro Infante y José Alfredo Jiménez?!, y ya no se diga el difunto SupMarcos. Qué pena y qué bochorno, haiga cosa”. El SupGaleano en la sección “¡Palomeros del Mundo, Uníos!” de la exclusiva revista, especializada en cine, “Esa película ya la vi”.

Doy fe.

El Gato-Perro al volante… ¿cuál era el freno y el acelerador?… ¡Ups!… Órales, a correr.

Tiempo después…

La insurgenta Erika: “Compañero Subcomandante Insurgente Moisés, avisan de la Junta que se chocaron el Guardián y la Guardiana, y que no se sabe quién los chocó una con el otro, que sea que la Guardiana lo chocó al Guardián y lo abolló la defensa”.

El SupMoy: “¿Dónde está el SupGaleano?”

La Erika: “Se salieron corriendo con el Gato-Perro. Yo creo que fueron ellos porque lo miré en su ojo que tienen delito”.

Y mientras tanto, en lo alto de la Ceiba…

El SupGaleano al Gato-Perro: “Te dije que primero pusieras en neutral. Ahora nomás falta que llueva y entonces sí”.

El Gato-Perro al SupGaleano: “Guau, miau, grrrr”.

Y empezó a llover, fuerte, como si las nubes le gritaran a la tierra:

                                                             ¡Despierta!

Son las montañas del Sureste Mexicano, es Chiapas, es México, es Latinoamérica, es el mundo, es septiembre del 2019 y, sí, llueve.

Fuente: Del cuaderno de apuntes del Gato-Perro: Rumbo al Puy Ta Cuxlejaltic, el CompArte de Danza y el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan

 

Ya en la madrugada del 12 de septiembre en la Ciudad Monstruo, del 2019

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Informe de violaciones a derechos humanos de pueblos originarios en Aldama-Chenalhó: JBG de Oventik.

La Junta de Buen Gobierno Corazón Centrico de los Zapatistas delante del Mundo, con sede en Oventik, Chiapas, publicó un informe con documentación de graves violaciones a derechos humanos de población perteneciente a pueblos originarios en los municipios de Aldama y Chenalhó. En su registro visibilizan al menos 25 personas asesinadas y más de 14 heridas.

Aquí el informe completo

Fuentes consultadas:

CDH Fray Bartolomé de Las Casas 

Chiaspas Denuncia Pública

Ké Huelga Radio

Ciudad Monstruo, febrero 07, 2019

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Mural “Miradas Zapatistas” MUJERES Y LA SEXTA

El grupo de artistas X Familia pintará un mural de cinco pisos en la Guerrero, el quinto y último de la serie “Miradas Zapatistas”. El edificio que albergó a la banda Panteón Rococó en sus primeros años será el lienzo de este acto creativo y colectivo para conmemorar el 35 Aniv de la Fundación del […]

a través de Mural “Miradas Zapatistas” — MUJERES Y LA SEXTA

¡¡¡Viaje colectivo al 25 Aniversario del Alzamiento Zapatista y a un Encuentro de Redes!!!

df829ba6-e1a8-4fad-a58e-eda204dc530c

Enlace zapatista: ¡¡¡Viaje colectivo al 25 Aniversario del Alzamiento Zapatista y a un Encuentro de Redes!!!

Ciudad Monstruo, septiembre 01, 2018

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Invitación a la celebración del 25 Aniversario del Alzamiento Zapatista y a un Encuentro de Redes

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

17 de noviembre del 2018.

A l@s individu@s, grupos, colectivos y organizaciones de las Redes de Apoyo al CIG:
A las Redes de Resistencia y Rebeldía o como se llamen:
A la Sexta Nacional e Internacional:

Considerando que:

Es madrugada.

Considerando que:

Hace frío.

Considerando que:

En esa bisagra del tiempo, donde no es día ni noche, ni dentro ni fuera, ni sombra ni luz, usted se descubre sin sueño, en esa incómoda vigilia que le hace vulnerable a los recuerdos, la memoria punzante de lo hecho y lo deshecho, la larga cuenta de las omisiones, la breve de lo realizado.

Considerando que

Usted se pregunta, no sin razón, a qué viene todo eso…

Porque usted está todavía tratando de asimilar ese “Todo es imposible la víspera”, que escucha-lee en ese desconcertante nano-mini-micro metraje del autodenominado “cine para leer”.  Un filme (?) 30 años enlatado (literal: en una lata de sardinas) y presentado en aquel cine imposible, signado por un igualmente desconcertante escarabajo con ínfulas de andante caballero, y cuyo título (de la película, se entiende): “La 69 ley de la dialéctica” tampoco es muy racional.  Una película sin imagen ni sonido, y compuesta por una sola frase.  Dejando todo el peso a la imaginación de quien atiende a su ¿proyección?

En fin, todo parece absurdo aquí… ¿aquí?, ¿dónde diablos está?  Pero tampoco tiene mucho tiempo para ubicarse, porque le apuran:

Vamos pues”, le dice la niña.

Usted piensa que ya puede esperar cualquier cosa… pero al fin salen de la absurda sala de ese cine imposible, siempre de la mano de la niña.  Aunque ahora le rodea a usted una banda de infantes donde, es evidente, son mayoría las féminas, con sus naguas y blusas de colores, sus prensa-pelo inútiles en esos cabellos desordenados.

Empiezan a caminar remontando el declive natural de la montaña.

Piedras, algo de lodo, la niebla, el camino, siempre el camino.

Usted ahora intuye que, desde el pie del muro apenas manchado por carteles y grafitis desgastados, ha recorrido una especie de espiral.  Como si el sendero trazado le llevara hacia dentro de un caracol… o hacia afuera.  Cada paso una estación.  Lo mismo la falsa felicidad de la feliz familia feliz, que la simulación de la Gran Final, que la provocación de la pantalla como un puente imposible.

Y el muro omnipresente, indestructible, incuestionable, insistiéndole en que está prohibido pensar.  Que todo está hecho ya.  Que sólo le queda acomodarse como sea y en donde pueda.  Que la eternidad es eso, eterna.  El presente cambia, pero su lógica frívola y superficial permanece.  Es imposible otra cosa.  Es más, es imposible que usted piense, imagine, sueñe, que no es imposible otra cosa.

Caminan.  Usted hace memoria:

La niña preguntó si lloran las películas que nadie mira, que no es sino otra forma de preguntar por los dolores y las rabias ignorados –el muro imponiendo la ceguera y la sordera hacia lo otro-.  ¿A quién se le ocurre preguntar eso?  Sí, eso y otras cosas.  Por ejemplo, cuestionar la existencia del muro.  El muro.  Ahora usted lo mira con atención.  Tan alto como alcanza su vista o su larga vistas.   Tan extenso que ni vale la pena medirlo, -¿para qué?-.  Su sólida construcción.  Su apariencia impecable… bueno, no tanto…

Tomando un poco de distancia, el muro se llena tanto de grafitis como de grietas. Las más de las veces sin que se puedan diferenciar unas de otros.  Como si la solidez del muro dependiera de la vista corta.  Porque para poder leer esa gran pinta que le hiere la rugosa fachada, hay que tomar suficiente distancia.

  “Aunque el camino será largo…  aquí seguiremos”, le dice la niña que dice la pinta en el muro que no dice nada, mudo, resignado a que los sucesivos administradores manden cuadrillas de trabajadores contra ese grafiti para borrarlo, taparlo, silenciarlo, exterminarlo.

No la había visto”, se disculpa usted.

De por sí, todavía”, le responde la niña, y agrega: “pero aquí seguiremos”.

¿Qué tanta distancia se necesita para mirar eso?  Usted cree que sólo lo pensó, pero la niña le responde:  “Lejos”.

¿Pero cómo cuánto?, insiste usted.

Como más de 500 años”, le dice la niña sonriendo con malicia.

Y como no queriendo, un rap acompasa los pasos de esa pandilla de infantes que le acompaña:

Llegamos de tan lejos
En todos sentidos, tan lejos
En silencio llevamos una fuerza
Tan lejos, cada uno tiene la carga de su camino.

Cantando la luz en las ruinas de un mundo quemado. (*)

  Ese sonido, ¿viene de dentro o de fuera?  ¿Es ésa la banda sonora de éste su viaje anacrónico, absurdo, irremediable?

-*-

  Ahora usted, un poco por vergüenza y un mucho por curiosidad, pone más atención a esos grafitis.

Uno allá, se ve que de factura reciente, señala, con letras compactas y apresuradas:

Lecciones elementales de Economía Política:

Uno.- El capital no sabe leer, no atiende a las redes sociales, la prensa, las encuestas, los votos, las consultas, los videos, los programas de gobierno, las buenas o malas intenciones, las lecciones de moral, las leyes, la razón.  El capital sólo sabe sumar, restar, multiplicar, dividir, calcular porcentajes, tasas de interés, probabilidades.

Dos.- El capital sólo atiende a la ganancia, la mayor y la más rápida.  Como los depredadores, el capital tiene buen olfato para la sangre y la destrucción, porque significan paga, mucha paga.  La guerra es un negocio, el mejor.

Tres.- El capital tiene sus propios jueces, policías y ejecutores.  En el mundo del muro esos inquisidores se llaman “mercados”.

Cuatro.- Los mercados son los sabuesos del gran cazador: el capital.  En el mundo del muro, el capital es dios y los mercados sus apóstoles.  Sus feligreses son las policías, los ejércitos, las cárceles, las fosas comunes, el limbo de las desapariciones forzadas.

Cinco.- Al capital no se le doma, educa, reforma, somete.  Se le obedece… o se le destruye.

Seis.- Ergo, lo que este mundo necesita son herejes, brujas escarlatas, magos, hechiceras.  Con la pesada carga de su pecado original, la rebeldía, el muro será destruido.

Siete.- Aún así, seguirá pendiente lo que sigue: si, como sucesor, se levanta otro muro; o si, en su lugar, se abrirán las puertas y ventanas, los puentes que el mundo necesita y merece.”

Siguen los grafitis, las grietas, y ese continuo sube y baja por lomas, valles, quebradas.  El caracol retrayéndose hacia su centro.  Poblados, pequeños, más pequeños, unas cuantas casas asomándose a la carretera.

Un letrero advierte: “Está usted en territorio zapatista.  Aquí el pueblo manda y el gobierno obedece”.

Y usted se pregunta:

¿Qué es lo que mantiene viva a esta gente si ha tenido, y tiene, todo en contra?  ¿No son acaso los eternos perdedores, los que yacen mientras otros levantan sus gobiernos, sus museos, sus estatuas, sus “triunfos históricos”?  ¿No son los damnificados de todas las catástrofes, la carne de cañón de todas las revoluciones que se hacen para “salvarlos” de sí mismos? ¿Los extranjeros en la tierra que les vio nacer?  ¿El objeto de burlas, desprecios, limosnas, caridades, programas de gobierno, proyectos “sustentables”, directrices, proclamas y programas revolucionarios?  ¿No son los analfabetos irremediables a los que hay que educar, dirigir, ordenar, mandar, sojuzgar, doblegar, dominar, c-i-v-i-l-i-z-a-r?

¿Por qué no obedecen cuando se les dice lo que deben decir y cómo decirlo; lo que deben mirar y cómo; lo que deben pensar y no; lo que deben ser y dejar de ser?

¿Y por qué no bajan la mirada frente a todas esas amenazas –las que les prometen aniquilación o salvación, es lo mismo-?

¿Y por qué sonríen?

¿Y por qué a usted le ponen, de guía, a una banda de infantes indígenas?

¿Y a dónde le llevan ahora, después de este viaje tortuoso a lo largo del muro? ¿Le llevan a lo que hizo posible esas risas infantiles, es decir, esas vidas?  Unas letras responden: “Y miren lo que son las cosas, para que nos vieran, nos tapamos el rostro; para que nos nombraran, nos negamos el nombre; apostamos el presente para tener futuro; y para vivir… morimos”.

¿Qué es lo que construyen aquí?

¿Dónde está la desazón, la angustia, la derrota, la amargura de saberse inferiores?

¿Y por qué esa obsesión por la tierra, por defenderla, por cuidarla, por guardarla?

¿Y por qué los bailes, la bulla, la música, los colores, el ir y venir de miradas, ese empeño en las ciencias y las artes, esos modos y ni modos?

¿No se dan cuenta de que perdieron?

Un momento, ¿perdieron?  ¿Quiénes?  No esta gente, es claro.

Aquí seguiremos”, ratifica el grafiti que la realidad araña en el muro.

-*-

  Y aquí está usted, con un pie en una realidad y el otro en otra, -la que se levanta en las montañas del sureste mexicano con la inquietante bandera de la libertad-.

La que construyen estas personas tan pequeñas, tan normales, tan gente, tan como cualquier otro, otra, otroa.

Tan sin precio y tan invaluables.

“Comunidades zapatistas” se llaman, se autodenominan, se saben.

Y entonces, sin darse apenas cuenta, está usted frente a un letrero que parece viejo, o nuevo, o sin tiempo:

Bienvenid@s a La Realidad.

-*-

  Considerando lo anteriormente expuesto (es decir, durante los últimos 25 años), se invita a la Sexta Nacional e Internacional, al Congreso Nacional Indígena, al Concejo Indígena de Gobierno, y a quienes apoyaron, apoyan y apoyarán al CNI y al CIG, a:

Primero.- Un Encuentro de Redes de Resistencia y Rebeldía, de Apoyo al CIG, o como se llamen.  A realizarse en el Centro “Huellas de Memoria. Subcomandante Insurgente Pedro cumplió”, (en tierra recuperada en las inmediaciones del poblado Guadalupe Tepeyac, MAREZ San Pedro de Michoacán”) a celebrarse los días del 26 al 30 de diciembre de este año del 2018, con el siguiente temario:

.- Resultado de la consulta interna derivada del encuentro del mes de agosto 2018.
.- Análisis y valoración de la situación actual de sus mundos.
.- ¿Qué sigue?

Llegada y registro. 26 diciembre de 2018.
Mesas de análisis y discusión. 27, 28 y 29 diciembre 2018.
Clausura: 30 diciembre 2018.

El correo para el registro como participante en el encuentro es:

redesdic18@enlacezapatista.org.mx

Segundo.- La celebración del 25 aniversario del inicio de la guerra contra el olvido: 31 de diciembre del 2018 y 1 de enero del 2019, en La Realidad zapatista, sede del caracol “Madre de los caracoles del mar de nuestro sueños”, zona Selva Fronteriza.

El correo para registrarse como asistente a la celebración del 25 aniversario del alzamiento zapatista es:

aniversario25@enlacezapatista.org.mx

  Les esperamos, porque, aunque el camino será largo, aquí seguiremos.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

 

Subcomandante Insurgente Moisés.                      Subcomandante Insurgente Galeano.

México, a 17 días del mes de noviembre del año 2018.

(*) Keny Arkana. “Lejos”, en L’esquisse 3.

Tomado de: Invitación a la celebración del 25 Aniversario del Alzamiento Zapatista y a un Encuentro de Redes

 

Ciudad Monstruo, diciembre 01, 2018

FB: redmyczapatista

Twitter: @redmyczapatista

redmyczapatista@gmail.com

Calendario de continuación del 5º Congreso del CNI y del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

26 de octubre del 2016.

A l@s Científic@s invitad@s y asistentes al Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”:

A las compañeras, compañeros, compañeroas de la Sexta Nacional e Internacional:

Hermanas y hermanos:

Reciban nuestros saludos.  Les escribimos para comunicarles lo siguiente:

Primero.- Por indicaciones del Congreso Nacional Indígena, que en estos momentos se encuentra consultando en barrios, tribus, naciones y pueblos originarios de todo México, la propuesta emanada de la primera etapa del Quinto Congreso, les informamos que la asamblea permanente del CNI se reinstalará el día 29 de diciembre del 2016, en el CIDECI-UNITIERRA de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

El CNI sesionará ahí en mesas de trabajo los días 30 y 31 de diciembre del presente año.  En esas mesas, o antes si así lo dispone el CNI, se darán a conocer los resultados de la consulta.  El día primero de enero del 2017, se instalará la asamblea plenaria en Oventik, Chiapas, México, y se tomarán los acuerdos si los hubiere.

Las compañeras y compañeros de los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios que se acuerpan en el Congreso Nacional Indígena nos informan que tienen problemas económicos para poder moverse a dicha reunión, por lo que piden el apoyo solidario de la Sexta nacional e internacional, y de toda persona honesta que quiera apoyar en ese aspecto.  Para esto, l@s compas del CNI piden que se comuniquen directamente con ell@s a la siguiente dirección electrónica: info@congresonacionalindigena.org  Ahí les indicarán dónde y cómo hacer llegar su apoyo.

Claro que si usted piensa que al reunirse, pensar y decidir en colectivo sus pasos y destino, l@s compas del CNI le hacen el juego a la derecha y perjudican el avance i-m-p-a-r-a-b-l-e de la izquierda institucional, puede condicionarles el apoyo a que lo obedezcan a usted , o agregar a su aporte algo como: “ahí les dejo estos 2 pesos, pero no se dejen engañar y manipular por el cara de trapo”.

O puede darles el apoyo sin más y, como tod@s nosotr@s, tratar de aprender de ell@s.

 

Segundo.- Aprovechamos para también confirmarles que el Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad” se celebrará en los días y lugar anunciados originalmente:

Del 25 de diciembre del 2016 al 4 de enero del 2017 en las instalaciones del CIDECI-UNTIERRA en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.  Con un intermedio los días 31 de diciembre del 2017 y primero de enero del 2017.  Si le interesa asistir como escucha y/o vidente, el correo donde se registran para asistir es conCIENCIAS@ezln.org.mx

 

Así se realizarán, de forma simultánea, las exposiciones sobre las Ciencias exactas y naturales, por un lado; y las reuniones de trabajo del Congreso Nacional Indígena por el otro.

Es todo por ahora.

 

Subcomandante Insurgente Moisés.                          Subcomandante Insurgente Galeano.

México, octubre del 2016.

 

Del Cuaderno de Apuntes del Gato-Perro, sección “ni historias, ni leyendas”:

Lo que no contará el Doctor John H. Watson.

  Montañas del sureste mexicano.  Mucho llueve.  Apenas si se alcanzan a escuchar los gritos que, para darse indicaciones, se dan quienes siguen horadando el muro.  Hay quien se mal protege del aguacero con un nailon, pero la mayoría está con las camisas, blusas, faldas y pantalones empapados, lloviendo de nuevo sobre la tierra.

El muro se extiende hasta donde alcanza la mirada.  A pesar de su aparente fortaleza, cada tanto se cimbra en alguna parte de su larga cortina.  Según se dice, quienes en estas tierras habitan sostienen que el muro es capaz de regenerarse a sí mismo, y que por eso no deben detenerse en su empeño de mantener abierta una grieta.  Consultando historias y leyendas que circulan entre los pobladores, se concluye que el propósito del muro no es sólo evitar que se conozca o se cruce al otro lado; también convence, a quienes le miran, de que no hay otra cosa más allá, que el mundo acaba ahí, a los pies de su sólida base y frente a la infinita extensión, en longitud y altitud, de su superficie.

Afuera de una de las champas cercanas al muro, sentada y con la barbilla reposando en una de sus manitas, una niña mira.  Pero sus ojos no se dirigen a la soberbia muralla, sino a los pies de quienes golpean y arañan la pared.  O más bien al suelo sembrado de lodo y charcos.

Un poco atrás de ella, un ser extraño, parecido a un perro, o a un gato, se protege en el dintel de la puerta.  La niña voltea a verlo y le dice: “Oí tú, gato-perro, ¿acaso le tienes miedo a la lluvia?  Yo no.  Viera que le tengo miedo, de balde me llamo “Defensa Zapatista”.  ¿Tú lo crees que si estamos en el partido y se llueve vamos a decir “ay no, mejor me salgo porque me mojo”?  Nada de que nada.  Ahí nomás con la pura mano te compones el pelo, y como está mojado pues lisito que queda y a volar cuervos que te sacarán los ojos.  Pero no es que me hago así para andar coqueteando con los pinches hombres.  No, es para que la puedo mirar la pelota cuando viene o cuando va.  Si no, pues no.  Y de balde te estás en la champa, manque seas gato o perro, igual te vas a mojar.  Mira, ya me llegó una idea en la cabeza”.

La niña entra en la casa y al tiempo sale con unas ollas, cubetas y botes de hojalata vacíos.  Los va colocando en las hilachas de agua que cuelgan del borde del techo de lámina.  Pareciera que es al azar que los coloca, pero no.  Cada tanto los cambia de lugar.  El ser a quien la niña llama “gato-perro”, ladra y maúlla.  La niña lo mira y le dice: “Espera, ahí lo vas a ver qué estoy haciendo”.

La niña sigue cambiando de lugar las ollas y botes y, con cada cambio, muta el sonido de las gotas golpeando su superficie.  La niña escucha un momento y vuelve a cambiar de lugar y de sonido la extraña sinfonía.

En eso está cuando llega una pareja de hombres.  Uno es alto y desgarbado, el otro más bajo de estatura y de complexión mediana.  Ambos traen finos paraguas y el más alto porta un elegante abrigo, una especie de gorra y trae una pipa curvada en los labios.  Nada dicen, sólo miran a la niña ir y venir.  En determinado momento, el desgarbado del gabán elegante carraspea y dice: “Disculpe señorita, ¿me permite que la cubra con mi sombrilla?  Así no se mojará usted mientras hace… mientras hace lo que sea que esté haciendo”.  La niña lo queda viendo con hostilidad y responde “Acaso me llamo “señorita”, yo me llamo “Defensa Zapatista” (la niña pone su mejor cara de “aléjate de mis ollas y botes o mueres”).  Y lo que estoy haciendo es una canción.”  El hombre comenta como para sí: “mmh, una canción, qué interesante mi querido Watson, qué interesante”.  El interpelado sólo afirma con la cabeza mientras se arropa en el dintel mirando con desconfianza al perrito… bueno, al gatito… bueno, a lo que sea eso que está junto a él en el quicio de la puerta.

El hombre de la gorra extraña observa con atención el ir y venir de la niña.  De pronto su rostro se ilumina y exclama “¡Claro!  Elemental.  Una canción.  No podría ser de otra forma”.

Y dirigiéndose a quien ahora comparte con el gato-perro el pequeño espacio donde la lluvia no moja, dice “Atención Watson, aquí tiene algo que no podrá referir nunca en una de esas novelescas vulgarizaciones de la ciencia detectivesca con las que atormenta a sus escasos lectores, si es que los tiene.  Observe usted con atención.  Lo que hace la señorita…cof…cof… quise decir, lo que hace “Defensa Zapatista” es combinar principios de matemáticas, física, biología, anatomía y neurología.  Al cambiar de lugar esos extraños recipientes de metal y colocarlos bajo los diferentes hilos de agua, obtiene diferentes sonidos individuales, los cuales, en conjunto, producen distintas combinaciones de notas que, infiero, llegarán a ser una melodía.  Luego, cambiando los ritmos, tendrá música y de ahí, elemental mi querido Watson, una canción.  ¡Bravo!”  El hombre le ha pasado su sombrilla al que está en el dintel y aplaude con entusiasmo.

La niña ha dejado por un momento su tarea y se ha detenido a escuchar al hombre.  Después de los aplausos, la niña pregunta “tú dices una tonelada ¿no?

¿Tonelada?”, se repite el hombre y, después de pensarlo un poco exclama: “¡Claro! Tonelada, tonada.  Sí señorita, una tonada y no una tonelada, aunque en verdad que hay tonadas que son muy pesadas”.

La niña frunce el ceño y aclara “Ya te dije que no me llamo “señorita”, me llamo “Defensa Zapatista”, ¿tú cómo te llamas?

El hombre responde “Tiene usted razón, ha sido una falta de educación el que no me haya presentado” y, haciendo una breve reverencia, se presenta “Mi nombre es Sherlock Holmes, detective consultor.  Y mi acompañante, quien ahora tirita por la lluvia y el frío, es el doctor John H. Watson, vulgarizador de la ciencia”, y, tendiendo la mano hacia la niña, agrega “Y usted es… ya, claro, me lo ha dicho antes, “Defensa Zapatista”.  Extraño nombre para una niña.  Bueno, al parecer todo es extraño en estos rumbos”.

La niña ignora la mano tendida, pero se muestra interesada.  “Detective consultor… ¿y eso qué es?”, pregunta.  “Combato al crimen, señorita, investigo observando, analizando y aplicando las ciencias”, responde el hombre con modestia mal fingida.

Ah, como el Elías Contreras que es comisión de investigación zapatista”, interrumpe la niña.

El hombre trata de aclarar, pero la niña sigue:

Bueno, mira, yo ya lo hablé al Elías para que se entra al equipo, pero resulta que ya está finado y anda en eso del mal y el malo, o sea que está investigando al pinche sistema capitalista.  Le dije que sí puede entrar al equipo, aunque esté difunto, pero dice que el supmarcos lo manda luego a la investigación y no se llega en los entrenamientos.  Lo raro es que el supmarcos ya está finado también.  Creo que es que se entienden como finados que son ambos dos.  Claro, ahorita no muy se puede entrenar porque el potrero está todo enlodado y la pelota no camina, ahí nomás se queda aplastada y por muchas patadas, nada que se mueve, apenas un poquito y ya otra vez se echa de haragana.  Entonces de balde te llenas de lodo, y luego las mamaces con su “te tienes que bañar” y pos al río.  ¿Tú te gusta bañarte?  A mí no me gusta. Sólo si es que hay baile, ahí sí, porque ni modo de estar toda enlodada cuando tocan “la del moño colorado”.  ¿Tú la conoces “la del moño colorado”?  Ésa es buena la canción porque se baila así nomás (la niña se balancea apenas, de un pie a otro mientas tararea), no que pura brincadera como los jóvenes de ahora que les gusta esa música y acaban peor de enlodados que si no se hubieran bañado.  Pero las mamaces, ¿acaso les importa si no hay baile?  Nada, a bañarse o si no, a volar cuervos que te sacarán los ojos.  ¿Tú lo tienes mamaces?  Bueno, mira, tú lo piensas si será que las mamaces saben.  Saben, de por sí.  No sé todavía por qué es que saben, pero saben.  Tú lo deberías investigar cómo es que saben.  Yo le dije al Elías que lo investiga, pero sólose ríe el muy maldito.  Y peor el SupMoy, ¿acaso apoya?  Si anda por ahí y las mamaces dan orden de bañar, ¿tú lo crees que te va a defender?  Nada, que hay que obedecer a las mamaces, dice.  Yo le reclamé un día que por qué hace así, si la lucha dice que mandar obedeciendo, que sea que las niñas mandan y las mamaces obedecen.  Pero nada, nomás se ríe el muy maldito.  Bueno, mira, pon atención porque te voy a explicar: resulta que no hemos completado el equipo.  ¿Por qué?  Bueno, pues porque no hay disciplina, que sea no entienden la organización de la lucha.  Un rato te dicen que sí entran y otro rato, anda vete, ya agarraron camino por otro lado.  Que por esto, que por lo otro.  Puros pretextos que ponen.  O si no, que por los trabajos de la lucha, dicen.  ¿Qué acaso jugar no es un trabajo de la lucha?  El finado supmarcos decía que el trabajo de los niños es jugar.  Bueno, también decía que estudiar, pero no lo vayas a publicar, ¿eh?  Total, que así no se puede completar el equipo, no hay seriedad, como quien dice.  Pero tú no preocupas, no vas a desesperar que no rápido se completó el equipo, de por sí lo sabemos bien que dilata, pero ya vamos a ser más.  Yo, como ahorita no se puede entrenar y no me dejan que vaya a hollar el muro, que porque está lloviendo y me mojo…  ¿Vas a creer que así dicen?  Si de por sí cuando me baño me mojo.  Yo el otro día le quise echar la plática política a mis mamaces y les dije que no es bueno que me baño porque me mojo, y dicen en la escuela autónoma que no es bueno que las niñas se mojen porque qué tal que se enferman de la tos, ¿ah verdad?

  Entonces mis mamaces nomás se rieron, creo no entendieron la plática política porque ahí nomás, anda vete, al río y que lávate detrás de las orejas, que esto y que lo otro.  Bueno, no te distraigas tú, como te llames, resulta que, como no puedo entrenar ni puedo hollar el muro, entonces me puse a pensar y a pensar.  Y ahí estoy piense y piense.  Pero no tarugadas, sino que de la lucha.  Entonces lo pensé que necesitamos una música para cuando gánemos el partido.  Porque si no hay música, pues no vamos a estar con contento que ganamos, ¿me entiendes?  Qué vas a entender, si nomás estás mirando.  Bueno, te explico.  Mira, las mamaces saben, no sabemos cómo es que hacen, pero saben.  Si tú lo tienes una pregunta difícil, vas con tus mamaces y zás, tras que lo saben la respuesta.  Bueno, pues resulta que mis mamaces me contaron el otro día una como historia.  Que dijo el finado que la lucha necesita de las ciencias y las artes.  Yo no sé qué es ciencias y artes, y entonces ya mis mamaces me explicaron.  Creo que te explico porque seguro tú no lo sabes.  Mira, ciencias y artes no es que haces las cosas como quiera, al aventón, sino que primero lo imaginas cómo va a quedar lo que quieres hacer, ya luego lo estudias cómo vas a hacer y pues ya luego lo haces, pero no nomás así, sino que alegre, con muchos colores y muchas músicas ¿entiendes?  Bueno, entonces lo pensé que imaginé cómo es nuestra música que ganamos el partido.  Pues sí, bien alegre pero no de bailadera, porque es serio ganar un partido, cuantimás si puro bulto tengo de equipo, como el gato-perro aquí presente, que acaso obedece, nomás corre y corre, y como tiene las patas torcidas pues ahora sí que se va de lado.  Entonces la canción pues, tiene que ser alegre, pero seria.  O sea que da gusto, que se pone contento tu corazón.  Entonces pues estoy aquí sentada pensando la música, o sea la tonelada de la canción y ahí nomás llegó mi idea.  Porque estoy escuchando el sonido que hace la lluvia cuando cae, y lo miro que suena diferente según cada charquito.  Entonces lo saqué las ollas de mi mamá y unos botes y cubetas del colectivo de como mujeres que somos, y estoy aquí escuchando cómo se oye cada uno y cómo se oye en colectivo.  Porque no es el mismo como quien dice individual que en colectivo, vieras.  En colectivo es más alegre, se oye bien.  En cambio, en individual, puro lo mismo, aunque lo cambies la cubeta.  Pero si los juntas, ya es otra cosa.  Claro, el asunto es cómo le haces para que juntas y se oye bien alegre.  ¿Entiendes?  O sea que ahí es donde lo metes las ciencias y las artes y sale cabal.  No como el Pedrito que se presume que sabe cantar, pero puras del Pedro Infante sabe.  ¿Acaso sabe de amores?  No, puras de caballos y de borrachos.  Y de balde, porque el Pedrito no toma trago dos veces, o sea que no toma porque es niño y no toma porque es zapatista.  ¿Tú lo crees que vas a conseguir tu marida si le cantas de caballos?  No, nada, nunca jamás.  Y peor si es de borrachos la cantadera.  A mí, viera que me cantan de caballos, de balde, porque yo tengo uno, nomás que está choco, que sea que un ojo mira y el otro no mira.  Bueno, la mera verdad no es mío el caballo, porque acaso tiene dueño.  Nadie sabe de dónde vino, sólo apareció ahí de pronto en el potrero.  Yo rápido como quien dice que lo recluté para el equipo y lo puse de portero, pero como no mira bien pues me tuve que poner yo de defensa.  Bueno, pero si me cantan una de borrachos, pues ahí sí, unos zapes y a volar cuervos que te sacarán los ojos.  Dicen las mamaces que el trago no sirve, que los pone como mensos a los hombres.  Bueno, más mensos pues.  Y luego lo pegan a las mujeres.  Claro, ahora es diferente porque nos defendemos como mujeres que somos.  Yo, como soy defensa zapatista, también me entreno para que los hombres no me molestan cuando ya críe, o sea cuando crezca y ya sea una soltera.  Pero no te distraes, apúntalo en tu cuaderno lo que te expliqué, apúntalo que las ciencias y las artes son muy importantes…

En eso, el gato-perro empieza a ladrar y a maullar.  La niña voltea a verlo y le pregunta “¿Ya?”  El gato-perro ronronea y gruñe.  La niña entra apresurada a la champa, justo cuando la lluvia corta su húmeda falda y el cielo se aclara.

Ya no llueve cuando la niña sale corriendo de la champa con un balón en las manitas.  El gato-perro sale corriendo detrás de ella.

Mientras se aleja, la niña alcanza a gritar: “Ahí cuando acabes el apunte vienes.  No preocupas si no está cabal el equipo todavía. De repente dilata, pero ya vamos a ser más”.

El hombre a quien llaman “Doctor Watson”, cierra su sombrilla y extiende la mano para asegurarse de que, en efecto, ha dejado de llover.

El hombre de la gorra absurda sigue mirando a la niña alejarse.  Luego extrae una lupa de su gabardina y se detiene a analizar cada uno de los trastos ahora mudos, sin lluvia que les saque una canción.

Interesante, mi querido Watson, muy interesante.  Creo que valdrá la pena estar una temporada en estos parajes.  La atmósfera es limpia y la niebla no deja de recordarme al Londres de la calle del panadero”, dice el hombre alto y delgado mientras extiende los brazos para mejor aspirar el aire de las montañas del sureste mexicano.

¿Estar una temporada, Holmes? ¿Para qué?”, pregunta el otro hombre mientras se sacude unas gotas de lluvia rezagadas, “no creo que seamos de mucha ayuda, aunque esa niña parece que sufre de diarrea verbal, un tranquilizante le haría mucho bien… a quien tenga que escucharla”.

No, Watson, no vamos a ayudar a nadie.  Sólo vine para encontrarme con un viejo conocido.  Pero creo que será difícil encontrarlo… al menos con vida”, dice el hombre mientras guarda la lupa, y se echa a andar.

El otro hombre se apresura a alcanzarlo mientras pregunta “¿Y entonces qué vamos a hacer aquí?, Holmes

Aprender, mi querido Watson, aprender”, dice el hombre mientras saca de nuevo la lupa y se detiene a mirar un insecto.

Mientras las dos figuras se desdibujan en la niebla, se escuchan a lo lejos ladridos, maullidos, y una risa infantil, una risa como si una canción fuera.

Entonces, aunque de forma casi imperceptible, el muro se estremece…

Doy fe.

Guau-Miau.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

De la Baker Street a las montañas del Sureste Mexicano.

Música “Baker Street”, Gerry Rafferty, con Raphael Ravenscroft en el saxofón. 1978.  Fotografías de Sherlock Holmes y el doctor Watson de la serie “Sherlock”,  serie de televisión británica realizada por la BBC, protagonizada por Benedict Cumberbatch (como Sherlock Holmes), y Martin Freeman (como el Doctor Watson). Coproducida por Hartswood Films y WGBH, la serie fue creada por Steven Moffat y Mark Gatiss. Acompañados por un bordado (primero delineado y luego ya terminado) de l@s insurgent@s zapatistas para el Festival CompArte, 2016, con el Tema “Defensa Zapatista y la Hidra”.  La imagen de la muñequita en el futbolito fue tomada en 2013 por un niño de 9 años que asistió a la escuelita zapatista, vio el futbolito y colocó el muñequito tal como aparece.  Las ilustraciones que aparecen al final del video son del equipo de apoyo CVI, sección “Tercios Compas”.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Bordados y dibujos de insurgent@s del EZLN para el compArte

 

 

Bordados y dibujos hechos por insurgent@s zapatistas para el Festival compArte.

Música: “Resistencia”, en el álbum LDA V The Lunatics, Los de Abajo.

 

Enlace al comunicado en la página Enlace Zapatista:

Calendario de continuación del 5º Congreso del CNI y del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: